Es indudable que lo que más excita las apetencias literarias del lector es saber que el autor ha sido encarcelado por sobreexcitar la libinosidad de millones de compatriotas. Groucho Marx.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

¨

Vivo entre cuatro paredes a los que suelo llamar el zulo de mi mente. Soy mi propia víctima y verdugo. Respiro pensamientos. Siento el vacío y no estoy envasada. No es que piense que el recuerdo vale más que la persona pero... hay veces en que me lo planteo. Es hora de que empiece a vivir para mí.

3 comentarios:

Plano Secuencia dijo...

¿Es una especie de síndrome de abstinencia?

A mi me ha pasado.

Ál dijo...

La conclusión, no tiene nada que ver nada con lo anterior a mi parecer, a menos que lo que quieras decir es que que los recuerdos te mantienen anclada al pasado... En cualquier caso, leva el ancla y, cómo diríamos en catalán: ''Bon vent i barca nova''... Y deja que el viento te guie, marcando tú tu propia dirección.

Xumiichurry dijo...

Más bien es el fin del síndrome de abstinencia.

Me parece un perfecta frase Ál, "Bon vent i barca nova". Ojala fuera todo tan fácil, pero es mejor pensar que el viento está a favor.