Es indudable que lo que más excita las apetencias literarias del lector es saber que el autor ha sido encarcelado por sobreexcitar la libinosidad de millones de compatriotas. Groucho Marx.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Eternal sunshine of the spotless mind.

En el fondo me da miedo de que cualquier noche de estas no quieras cantar o imitar un solo de guitarra en mitad de un bar conmigo o prefieras hacerlo con esa chica del fondo de la barra. Puede que un día de estos eche a correr pensando que vendrás detrás y al darme la vuelta hayas desaparecido y ya no sepa que hacer ni dónde buscarte, puede que ni siquiera sepa buscarte porque en el fondo no llegué a encontrarte nunca por eso de que voy por la vida con una venda en los ojos. Un día de estos empezaré a echar de menos tus dedos por mi espalda para despertarme, las sonrisas teñidas con café después de comer(nos) y nuestras continuas discusiones. Recuerdo como corríamos entre multitudes mientras la gente desaparecía a nuestro alrededor pero eso formaba parte del día a día. Ahora nos miramos pero no nos vemos, nos tocamos pero no nos sentimos y, a pesar de todo, noto el corazón acelerarse al mismo ritmo que el tuyo cuando me coges de la mano. Somos un eterno resplandor de nuestras mentes sin recuerdos.

1 comentario:

Ál dijo...

Tú y los despertares... Hay que admitir que me tienes muy entretenido, publicas una cantidad de cosas alucinante, de modo que tengo que estar constantemente leyéndote jaja. Ya te lo había comentado, pero... Qué chulo el video