Es indudable que lo que más excita las apetencias literarias del lector es saber que el autor ha sido encarcelado por sobreexcitar la libinosidad de millones de compatriotas. Groucho Marx.

lunes, 21 de junio de 2010

Somos los perfectos jugadores.

¿Sabes? Me acabo de dar cuenta de que tengo un gran dilema, cariño, y es por tu culpa. Me encanta cuando te pones a hablar de amor pero no soporto que sea otra la que se refleje en esas palabras. Bueno, en fin, lo siento, tenía que decírtelo de algún modo y es que... no encuentro una forma sutil de decirte que quiero que tú seas el hombre que me entierre. Y no te preocupes, seguiremos jugando a que yo te quiero de broma y tú me enamoras en serio, a que yo me doy cuenta de que cada día eres un poco más imprescindible y tú a que no te enteras de que cada día se acerca un poco más el final, a que tú cada día me quieres querer más sin querer y yo a que cada día sin querer queriendo te quiero querer (un poco menos). Jugaremos también a que tú no te creas que esto va por ti y a que yo nunca te lo diré. Lo nuestro es el juego y nos encanta jugar al despiste.

1 comentario:

shadow dijo...

me encanta,cada vez que la leo me gusta más^^