Es indudable que lo que más excita las apetencias literarias del lector es saber que el autor ha sido encarcelado por sobreexcitar la libinosidad de millones de compatriotas. Groucho Marx.

martes, 31 de agosto de 2010

La vida es bella.

-¡Ah! me olvida decirte que...
-Dilo.
-Que tengo unas ganas de hacerte el amor que no te puedes ni imaginar. Pero ésto no se lo diré a nadie. Sobre todo a ti. Deberían torturarme para obligarme a decirlo.
-¿A decir qué?
-Que quiero hacer el amor contigo. No una vez sólo, sino cientos de veces. Pero a ti no te lo diré nunca. Sólo si me volviera loco te diría que haría el amor contigo, aquí, delante de tu casa, toda la vida.

2 comentarios:

Ál dijo...

Espontáneo, no? Qué sencillo y qué fácil... Por cierto, no crees que la pregunta que me has hecho es demasiado compleja para responderla en un solo comment? Me caes bien, y me gustaría charlar contigo. Te importaría que te agregara al msn?

Shadow dijo...

a veces perdemos más por lo que no decimos,que por lo que decimos...
pero¿Qué es mejor?