Es indudable que lo que más excita las apetencias literarias del lector es saber que el autor ha sido encarcelado por sobreexcitar la libinosidad de millones de compatriotas. Groucho Marx.

lunes, 30 de agosto de 2010

Montaña rusa.

Tengo la sensación de vivir contigo en una montaña rusa. Con sólo una llamada de teléfono consigues que me hunda en el barro o que pueda llegar a tocar las estrellas. Aceleras mi corazón a dos mil por hora pero ésto me está empezando a marear... Disculpe, ¿no lo piensa parar nunca?

3 comentarios:

Ál dijo...

Qué dices de parar? Tú sube la velocidad y que la bajada sea épica!!

P.D: Este comentario es lo que yo llamo Simple, pero contundente... Muy chulo

Xumiichurry dijo...

Jajajaa, simple pero contundente. Sísí, muy chulo. Y eso de la bajada épica... no sé si termina de convencer, hay veces que dan miedo.

Ál dijo...

Tira y pisa el embrague hasta que no sintamos nada