Es indudable que lo que más excita las apetencias literarias del lector es saber que el autor ha sido encarcelado por sobreexcitar la libinosidad de millones de compatriotas. Groucho Marx.

martes, 10 de agosto de 2010

Renaceré de tus cenizas.

Un día cualquiera... PUM! Todo está mal. Quizás no vuelvas a mi lado. Tú empeñado en que si no estás aquí es por miedo a no poderme tener siempre. No creo que sea eso, será que ya no te ves reflejado en mis historias. Es que ya no me salen historias de esas de chico conoce chica, chica se enamora de chico y chico hace feliz a chica. Ya no me salen porque tú ya no cuentas mis lunares. Viene el sol y el calor, y un "te quiero" como telón de fondo, como la línea del horizonte, esa línea que está siempre presente pero que nunca se puede alcanzar. Que todo era bonito, tú me hacías inventar historias, mis historias te hacían sonreír y tu sonrisa me hacía feliz. Nos sentíamos por encima del bien y del mal, y ahora... ya ni nos sentimos.

2 comentarios:

DonLimpio dijo...

Esperança de resurgir... sentimiento de inmortalidad, poruque ya nada es igual, la inspiración viene como se va, pero nunca viene de los demás... simplemente de lo mucho que tenemos que contar y de lo mal que lo sabemos explicar; porque te han disparado a la cabeza y han fallado. Esa bala no, esa bala no te mató.

Victoria M. dijo...

Me encanta, me encanta como escribes. Te sigo. Pd: pásate por mi blog, un beso:).